4 tips para el cuidado de tus tijeras de podar

Si hay una herramienta que es indispensable para la jardinería, esa es la tijera de podar, ya que más allá de la belleza natural del ambiente, si no se mantienen bien prolijas y podadas las plantas, nada tiene sentido.

Podar las plantas es una tarea que requiere de cierta perfección y no es para tomar a la ligera. Lo fácil y rápido que resulte la tarea, así como la calidad de la misma, dependerá casi exclusivamente del mantenimiento y el estado en el cual se encuentre la tijera de podar.

Una tijera con buen filo, con las partes móviles bien aceitadas y limpias, hará que todo resulte satisfactorio, ya que no se dañarán ni las plantas ni las manos del jardinero de turno.

  1. Lo primero que debe hacerse es limpiar bien a fondo las hojas de la tijera. Puede ser con agua o con alcohol. Esto debería hacerse siempre que se termine de usar, ya que la savia y los desechos vegetales que quedan, no solo arruinan el filo de la herramienta y la oxidan, sino que también se pueden transmitir bacterias u otras enfermedades de una planta a otra.
  2. El resorte y el eje son lugares que también deben limpiarse con cuidado porque hacen al funcionamiento de la tijera: si está demasiado floja, no cortará las ramas; y si está muy dura, puede provocar daños en las manos y hacer tediosa la tarea. Por lo que ajustar adecuadamente el eje y lubricar con aceite vegetal el mecanismo, es tarea imprescindible.
  3. Otro punto importante en el cuidado de las herramientas de poda, es el mantenimiento del filo. Un filo cortante y perfecto asegura un corte limpio y sin esfuerzo. Se puede hacer con una lima plana, un papel de lija, o una piedra para afilar, y dependerá del estado del filo y del mantenimiento pasado que se le haya dado. La tarea es idéntica a la que se realizaría con un cuchillo o machete, respetando el espesor del filo, de manera lenta y atenta.
  4. Una vez realizadas estas tareas, prácticamente se ha terminado. Lo único que resta es embeber un trapo o una esponja con aceite y frotar por toda la tijera, y así evitar el óxido por el tiempo que no se use.

Cuidar bien las herramientas de jardinería no sólo hace que duren por mucho más tiempo… Al usar herramientas bien cuidadas, también correrás menos riesgo de dañar las plantas del jardín, la calidad de los trabajos es superior, y se evitan accidentes de cualquier tipo en la persona que las utiliza.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *