Día Internacional de las Mujeres Rurales

Sabido es que las mujeres son hacedoras de futuro y que, en la historia del campo argentino, su contribución y protagonismo es importantísima.

Muchos de nosotros podemos decir que contamos -como parte de nuestros antepasados-, con mujeres en los espacios rurales, en la actividad agrícola y en la actividad ganadera. Y es allí donde valoramos su gran vinculación a su terruño – que posiblemente haya recibido como legado también de generaciones anteriores – y su dedicación a sus obligaciones, trabajo y responsabilidades.

La vida de campo se trata de cuidar y de sustentar las dos cosas más importantes que se tienen: la tierra y la familia. Y así es como, casi sin darse cuenta, las mujeres rurales va dejando su legado a la humanidad: la alimentación, el medioambiente y la conservación de la tierra, la dignidad y el trabajo.

¿Cuántos de nosotros tuvimos o tenemos abuelas que, con poca o casi ninguna educación que no sea otra que la de vivir en el campo, de la tierra y de los animales, nos han enseñado TANTO… sin maestrías, pero con infinita sabiduría.

¿De quién aprendimos, si no, a amar y cuidar la tierra, a defender los animales, a honrar nuestros alimentos?

Muchos años, muchas generaciones han pasado, y la sociedad hoy se enfrenta a nuevos y profundos cambios donde el rol de la mujer rural pasa a ser pieza clave para promover nuevos caminos de innovación, desarrollo y prosperidad.

Con motivo del día internacional de las mujeres rurales que celebramos en el mes de octubre, les enviamos un caluroso saludo de todos los que hacemos Biassoni, donde todos los días somos testigos de la gran contribución y liderazgo de mujeres con visión de futuro.